El aguacate se ha convertido en los últimos años en la fruta de moda por sus múltiples beneficios para nuestra salud. El fervor por esta fruta tropical con alto contenido nutritivo la ha hecho indispensable en nuestra despensa y en un componente ideal de la dieta sana. Ya sea en ensaladas, en tostas del desayuno, para los postres… lo cierto es que nos ha abierto un mundo de posibilidades que antes desconocíamos. Pero, ¿porque el aguacate tiene tanta popularidad?

Sus propiedades saludables bien han contribuido a ello, ya que su alto contenido en grasas ‘buenas’ e insaturadas ayudan a controlar los niveles de colesterol y a reducir los lípidos en sangre, además de ser rico en antioxidantes que protegen a las células de los daños provocados por los radicales libres. También se le atribuye la prevención de varios tipos de cáncer y el envejecimiento de la piel.

Bien es cierto que las redes sociales han contribuido a encumbrar al aguacate hasta ser la fruta más popular entre los instagramers, pero no hay que menospreciar el aporte a nuestra salud ya que es un alimento muy completo rico en vitaminas, ácido oleico, calcio, potasio, fósforo, magnesio… eso sí, no deja de ser un alimento rico en grasas, y aunque sean buenas, debemos moderar su consumo. Una sola pieza contiene unos 30 gramos de estas.

Originario de Centroamérica, ya era muy apreciado en la cultura maya o azteca que llegó a España de la mano de sus colonizadores y era reservado para la alta burguesía. Hoy en día son muchos los países que cultivan esta fruta y su consumo se ha extendido, sobre todo en Europa, lo que ha hecho aumentar su producción.

Existen unas 400 variedades de aguacate aunque las más extendidas son:

Pinkerton: Tiene forma alargada y la piel muy gruesa. Destaca sobre todo, la rugosidad de su cáscara.

Hass: Su característica principal es que presenta un color morado cuando está maduro y un sabor suave.

Bacon: Posee un tamaño menor que el anterior y la piel verde y fina. El período de maduración se extiende de otoño a primavera.

Fuerte: Su tamaño es mayor que el resto y se produce en California durante los meses de otoño a primavera.

Reed: Presenta una forma redondeada, diferenciándose de las demás variedades. Es muy sabroso y contiene mucha pulpa, siendo el que da mayor producción a nivel mundial.

Por último, desde Mesa de Temporada, queremos proponerte algunas recetas en las que no puede faltar el aguacate. Fáciles de preparar, nutritivas y muy sabrosas, tanto para cenas ligeras, un picoteo para tus invitados o un desayuno para comenzar con energía la mañana, ¿quién da más?

 Tostadas de aguacate, salmón ahumado y cebolla

Ingredientes:

  • 1 aguacate
  • 2 tostas de pan
  • 150 gr. de salmón ahumado
  • cebolla
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva

Tostamos el pan. Colocamos la pulpa del aguacate y el picadillo de cebolla en un bol al que añadiremos aceite, sal, pimienta y mezclaremos. Seguidamente untamos sobre las tostadas la mezcla, añadiendo encima las lonchas de salmón y láminas de cebolla.

tostas aguacate y salmón

Ensalada de aguacate con langostinos y mango

Ingredientes:

  • 1 aguacate
  • 1 mango
  • gambas
  • cebolla
  • zumo de limón
  • sal
  • aceite de oliva

Pelamos y cortamos el aguacate y mango en rodajas y lo mezclamos con la cebolla, previamente picada también. Añadimos aceite de oliva y zumo de limón. Por último agregamos las gambas previamente peladas y cocidas, removemos y servimos.

Ensalada aguacate

Tartar de aguacate, atún y tomate

Ingredientes:

  • 250 gr. de atún
  • 1 aguacate
  • 1 tomate
  • salsa de soja
  •  limón
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta negra

Antes de comenzar, recordad congelar el atún 48h antes. Una vez hecho esto, cortamos el atún en tacos y lo aliñaremos con el zumo de limón, soja, aceite, sal y pimienta. Mezclamos y reservamos media hora hasta que coja el aliño. Después, cortaremos el aguacate y el tomate en trozos y, ayudándonos de un molde para emplatar, comenzaremos a rellenar por capas.

tartar aguacate y atún